Estudio de patologías: Introducción al estudio patológico

Para atacar un problema constructivo deberemos diagnosticarlo, es decir conocer su proceso, su origen, sus causas, su evolución, sus síntomas y su estado actual. A esto denominaremos “Estudio patológico”, y nos permitirá establecer tanto la estrategia de la reparación como la hipótesis de la prevención.

Daño observado, lesión

Llamaremos así a cada una de las manifestaciones observables de un problema constructivo. Cabe mencionar la distinción entre lesiones primarias y secundarias, por el hecho de que hay muchas ocasiones en que una lesión es a su vez origen de otra y normalmente las lesiones no suelen aparecer solas sino confundidas entre sí, por lo que conviene distinguir las que aparecieron primero y las que son consecuencia de las anteriores.

Causa

Podemos definirla como agente, activo o pasivo, que actúa como origen del proceso patológico y que ocasiona una o varias lesiones. En ocasiones, varias causas pueden actuar conjuntamente para producir una misma lesión.

El proceso patológico no queda resuelto y anulado mientras no se ha interrumpido su origen.

Las distintas causas pueden agruparse en dos grandes tipos, directas e indirectas: directas, cuando constituyen el origen inmediato del proceso patológico, indirectas cuando se trata de errores y defectos de diseño o ejecución, que necesitan la conjunción de una causa directa para iniciar el proceso patológico.

Las causas pueden clasificarse en dos grandes grupos, directas e indirectas:

a) Causas directas, es decir los agentes que ponen en marcha el proceso patológico. Entre las causas directas estarían: las mecánicas, las físicas, las químicas, etc.

b) Causas indirectas, es decir cada uno de los factores inherentes a la unidad constructiva que al aunarse con la acción de la causa directa, facilitan la aparición del proceso patológico. Entre las causas indirectas estarían defectos; de proyecto, de ejecución, del material o de mantenimiento.

 

METODOLOGIA ANALISIS CAUSAS DAÑOS. DICTAMEN

Sobre cada una de las lesiones constatadas se procederá de la siguiente forma:

1. Descripción daño observado, síntomas, localización.

Se describirá el daño observado, los síntomas que se aprecian en el mismo, si se trata de un daño puntual o generalizado, y desde cuando se tiene constancia del daño (si el dato es contrastable).

En el caso de que se no se constate el daño, o este sea de nula relevancia se dejara debida constancia de este hecho.

Se debe evaluar el estado de conservación en que se encuentre el elemento constructivo inspeccionado: Bueno; Deficiente o Malo.

La localización del daño en planos aporta mayor claridad al alcance real del mismo.

2. Descripción y análisis solución constructiva de proyecto.

Se procederá a describir la solución constructiva recogida en el proyecto procediendo a un análisis de la misma señalando:

– si está claramente definida la solución constructiva en el proyecto

– si es viable constructivamente

– si cumple con la normativa o no

3. Descripción y análisis solución constructiva ejecutada.

Se procederá a describir la solución constructiva ejecutada procediendo a un análisis de la misma señalando:

– si lo ejecutado coincide con el proyecto

– en caso de que lo ejecutado difiriera de lo proyectado, si se trata de una modificación y de ser así cual sería su origen (D.F por mejora, error del proyecto, requerimiento del promotor, requerimiento organismo público/privado, Imprevisto, Propuesta de la constructora)

– si lo ejecutado cuenta o no con el VºBº de la Dirección Facultativa de las Obras.

– si es viable constructivamente,

– si cumple normativa o no

4. Descripción del Proceso Patológico.

Se procederá a describir el proceso patológico de manera clara, resumida y concisa, lo cual permita enunciar “COMO” se produce la lesión.

5. Diagnostico.

Se procederá a realizar un diagnostico de la lesión describiendo sus “causas directas” y sus “causas indirectas”, indicando los razonamientos estudiados, los caminos que se han seguido para llegar a ellos y cuál es la justificación de las conclusiones.

Todo ello, de manera clara, resumida y concisa, lo cual permita enunciar “POR QUE” se produce la lesión.

La opinión (se ha DICTAMINAR) sobre el daño debería incluir una calificación del mismo en: Despreciable; Bajo; Moderado y Grave.